Pequeños fuegos por todas partes
de

Empecé a leer Pequeños fuegos por todas partes de Celeste Ng porque fue el mejor libro de ficción para los usuarios de Goodreads el año pasado. De hecho, lo tenía ahí, entre los libros que me gustaría leer, a la espera de que fuera traducido (y publicado) en español.

Bilogía Tokio
de

Ahora que parece que se acaba el verano, haciendo un poco de balance, tengo que reconocer que ha sido un temporada bastante productiva en cuanto a libros. He tenido muy buenas lecturas, como Alexa entre las olas de Ana Cantarero o La luz que perdimos de Jill Santopolo; aunque también las ha habido horrendas, como […]

La luz que perdimos
de

Cuando me decidí a leer La luz que perdimos de Jill Santopolo estaba verdaderamente confundida. A la novela la comparaban con Siempre el mismo día de David Nicholls y Yo antes de ti de Jojo Moyes, y, si me seguís, sabréis que, en su momento, valoré a cada uno de estos libros de manera bastante desigual.

Alexa entre las olas
de

Hace algunos días, cuando os hablaba de los 5 libros que meteré en la maleta este verano, os comenté mis ganas de leer el nuevo libro de Ana Cantarero: “Alexa entre las olas”. Su primera novela, la historia de amor entre un cantante de rock y una chica un poco pija, me gustó mucho. Miss zapatos de lujo me pareció una novela honesta, original y muy adictiva, por lo que estaba totalmente claro que la leería sí o lo siguiente que publicara. Además, en honor a su portada y su título, no vi mejor momento para leerla que las vacaciones (¡sí! ¡estoy de vacaciones!)

Las edades de Lulú
de

“Las edades de Lulú” de Almudena Grandes, contra todo pronóstico y a diferencia de gran parte del resto de los mortales, es un libro que nunca me ha llamado demasiado la atención. Aunque crecí en aquella época donde muchas personas lo leían (y veían la película) con una sensación que se movía entre lo morboso y lo sacrílego,

Tú y yo (Saga Tú y yo / Absolute)
de

cuando digo que “Tu yo. Nivel: principiante” de S. J. Hooks no solo tiene cinco estrellas, sino que también pasará a formar parte de nuestra longeva selección de Libros que enganchan es porque, en cuanto a género, y con esto me refiero a las novelas para chicas subidas un poquito de tono, es lo más fresco, novedoso y genial que he leído en mucho tiempo.

La mujer del camarote 10
de

Cuando decubrí que estaba a la venta “La mujer del camarote 10”, el nuevo libro de Ruth Ware, no pude contenerme. Corrí hacia él como pollo sin cabeza, con un optimismo irreconocible en mí que me sorprendió. La sinopsis, por otra parte, no podría ser más apetecible: un barco con diez camarotes, un crimen,…

Saga Una corte de rosas y espinas
de

Empecé el primer libro de la saga Una corte de rosas y espinas de Sarah J. Maas con un poco de miedo. Como os he dicho más de una vez, me encanta la novela romántica paranormal, pero reconozco que me corta el rollo muchísimo toparme con libros demasiado juveniles. De un tiempo a esta parte, parece que la fantasía es un género que solo le pertenece a los jóvenes, y, desgraciadamente, a jóvenes muy jóvenes.

Violet y Finch
de

Antes de empezar con la reseña, os advertiré que ésta tendrá muchos spoilers; bastantes, la verdad, pero es que no se me ocurre otra manera de llevarla a cabo sin tener que desvelar lo que sucede a lo largo de la novela y, sobre todo, al final. Así que, si no habéis leído Violet y Finch y os gustaría hacerlo, por favor, parad y venid más adelante para confirmar si coincidimos en opiniones o no. Como veréis, le he dado cuatro estrellas que, desde luego, no es moco de pavo. Eso sí, son cuatro estrellas que han traído un poco de controversia y que, finalmente, he adjudicado tras una profunda reflexión acerca del libro. ¡No es broma! ¡Tampoco exagero! Es un libro que me ha removido y que me ha hecho replantearme su calificación, a pesar de todo.

Battle Royale
de

Hacía ya un tiempo que sabía que existía un libro llamado Battle Royale, cuya temática era similar a la de Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins, sin embargo, no ha sido hasta hace relativamente poco que me enteré de que el libro de Koushun Takami era anterior a la famosa saga y que, en su momento, las acusaciones de plagio no habían sido ni mucho menos pocas. Aunque Battle Royale se vende como el esperado clásico de culto que inspiró Los Juegos del Hambre, admito que, después de terminarlo, la sensación que tienes es que Collins fue algo más allá de la simple e inocente inspiración… Entre las novelas, las diferencias son bastante menores que las coincidencias y, por desgracia para Suzanne, en la comparación, sale perdiendo por goleada. ¡Ay, madre mía! ¡¿Cómo es que desconocía la existencia de esta novela?!