Juego de mentiras

Cuando Isa recibe un mensaje en plena madrugada que dice «os necesito», comprende enseguida que el pasado ha vuelto para ajustar cuentas. Pese a que ha hecho lo indecible por olvidar aquel episodio oscuro que marcó su adolescencia, su fidelidad a Kate se antepone a todos sus temores. Así que no duda un instante en tomar el primer tren desde Londres hasta el pueblo costero de Salten, donde la marea baja acaba de dejar al descubierto los restos de un cadáver. Al mismo lugar acudirán Fatima y Thea, las otras dos chicas de aquel cuarteto tan especial que en el internado formaban una piña, una unión que culminó en una promesa solemne. Aficionadas al peligroso juego de las mentiras y a saltarse las normas del colegio, sus caminos se separaron de forma abrupta y dramática. Ahora, este reencuentro súbito las obliga a revisar sus recuerdos y a compartir sus secretos sobre el episodio que cambió sus vidas, aunque con ello afloren unas cuantas verdades para las que quizá no estén preparadas. Tras el desbordante éxito de La mujer del camarote 10 —traducida a treinta y dos idiomas y situada durante meses en los primeros puestos de las listas de best-sellers en Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Italia y España, entre otros—, Ruth Ware ha puesto todo su ingenio narrativo en el complejo mundo de la amistad femenina, en la fuerza destructora de las palabras dichas y no dichas, y, a la postre, en la imposibilidad de eludir nuestros compromisos. Una trama sólida, absor-bente, emotiva y rebosante de astucia, que afianza a la autora de Juego de mentiras como uno de los valores más destacados del thriller psico-lógico actual.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Hace algunas semanas, en la lista de 5 libros que meteré en la maleta este verano, os comentaba que tenía pendiente lo nuevo de Ruth Ware: Juego de mentiras. Si me seguís, sabréis que, desde que leí En un bosque muy oscuro, me he convertido en casi una incondicional de la autora, a pesar de que no me considero excesivamente fan de las novelas de misterio. Me gusta Agatha Christie, claro, — ¿a quién no le gusta? —; sus novelas me engancharon y fascinaron por igual, y, aunque entre ella y Ruth Ware hay un mundo, lo cierto es que las tramas de esta última atrapan también. Tienen un regustillo a misterio clásico (y como Dios manda) que siempre me hace querer más. Me encanta, además, la originalidad de sus tramas, que cambian radicalmente en cada novela y que siempre tienen como eje central a la mujer.

Su nueva novela en español, Juego de mentiras, comienza con una llamada de auxilio. Un oscuro secreto del pasado se cierne sobre cuatro mujeres, que en su juventud compartieron una enorme amistad, pero que, más de diez años después, se han convertido en personas totalmente diferentes. La novela no solo nos encaminará a la resolución de un misterio aparentemente olvidado, también ahondará en temas como la amistad, la adolescencia y el intrincado paso de ésta a la adultez.

Juego de mentiras es la novela-menos-de-misterio que he leído de Ruth Ware y también la que menos me ha llegado a gustar. No creo, sin embargo, que lo primero sea la causa de lo segundo. La novela es más introspectiva que el resto lo que, de alguna forma, no está mal del todo. Sin embargo, me ha parecido un libro con un ritmo un poco pausado y repetitivo. Creo que se le dan demasiadas vueltas a lo mismo y que, en realidad, a la larga, pasa muy poco o nada, algo que nunca había encontrado en otras novelas de la autora y que siempre había alabado. En Juego de mentiras, no obstante, hay mucha reiteración, mucha paja, lo que propiciaba que mi ritmo de lectura no fuera tan frenético como en otras ocasiones.

Por otra parte, no me ha gustado demasiado porque tenía la impresión de que los personajes no eran realmente dueños de sus reacciones. Entendemos, claro, que los personajes son creados por los autores y que estos, en última y en primera instancia, deciden lo que harán o dejarán de hacer aquellos. Sin embargo, los personajes deben ser coherentes y actuar como si ellos mismos fueran los que tomaran sus decisiones, y lo cierto es que algunas veces, los de esta novela de Ruth Ware, parecía que actuaran como si la trama necesitara que se comportaran de esa manera.

Sin embargo, en honor de la verdad, Juego de mentiras no es una mala novela de misterio, ya que te atrapa y, como viene siendo habitual en las novelas de la autora, el final no es para nada previsible: no descubres quién es el culpable hasta el final. Si no hubiera leído otras novelas de Ruth Ware, no sé si Juego de mentiras tendría una valoración diferente, aunque probablemente no me hubiera fijado en algunos detalles que han podido incidir en que no me haya gustado tanto como las demás. Sin embargo, no vivimos en un mundo de lectura aislado: todo influye, aunque las comparaciones sigan siendo odiosas siempre. Por supuesto, no es un libro que haya que dejar de leer; si eres, como yo, fan de Ruth Ware, ¡léelo por favor! Quizás te guste, como a mí; quizás no te guste tanto como lo hizo el resto, como también me ha ocurrido a mí. En cualquier caso, estaré encantada de saber qué te ha parecido.

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)