En un bosque muy oscuro

Nora no ha visto a Clare desde hace diez años. No desde que Nora salió del instituto un día para no volver jamás. Hasta que, inesperadamente, recibe una invitación para la despedida de soltera de Clare. Un fin de semana en una casa en la profundidad del bosque. ¿Es ésta la oportunidad para Nora de recuperar la relación con su mejor amiga? ¿La ocasión de superar su pasado? Y sin embargo algo va a ir mal. Muy mal.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Empecé a leer En un bosque oscuro porque eran muchos los que decían que su autora, Ruth Ware, era la nueva estrella de la grip lit; sí, ese tipo de novelas que, actualmente, están tan de moda y que, sinceramente, yo ni siquiera sabía que formaban parte de un subgénero. La grip lit (literatura adictiva), también conocida por gripping psychological thrilles literature (literatura de suspense psicológico y adictivo), es un tipo de novela de misterio que se caracteriza básicamente porque sus protagonistas son mujeres. Engloba títulos como La chica del tren o La pareja de al lado, para que os hagáis una idea. Supongo que el misterio o el thriller, históricamente, han sido géneros que han estado más vinculados a los hombres que a las mujeres. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, está más que confirmado que nosotras leemos más que ellos, por lo que a algún lumbreras de la industria editorial se le ocurriría que no estaría mal reconvertir un poco el asunto para que las mujeres también pudieran disfrutar de las bondades de un buen crimen.

A pesar de que creo firmemente que un género te va o no te va independientemente del sexo del protagonista, también pienso que algo tiene que influir este asunto ya que, de un tiempo a esta parte, las estanterías de las librerías se han atestado de libros de este tipo. Sin ir más lejos, en este blog, hemos comentado, sin saberlo, novelas que pertenecen a esta tendencia, a pesar de que, como os digo, no se encuentran precisamente dentro nuestro género favorito. Algunos títulos han venido por recomendaciones, otros han sido regalos editoriales, y la verdad es que algunos han supuesto verdaderas sorpresas. Sin embargo, admito que ninguna de estas novelas grip lit han significado un hito en mi vida lectora. Sigo pensando que, en lo que respecta al género, la señora Agatha Christie, para mí, sigue siendo su mejor exponente, y mira tú por donde, sus mejores novelas han sido protagonizadas por un señor belga con bigotito llamado Hercule Poirot (nunca he sido muy fan de Miss Marple, a pesar de ser yo una mujer hecha y derecha).

Sin embargo, he de admitir que En un bosque oscuro no solo es, posiblemente, la mejor novela de grip lit que he tenido la oportunidad de leer, sino que podría haber sido una de las mejores novelas de misterio que han pasado por mis manos. Podría haber tenido unas merecidísimas cinco estrellas…. Y digo podría, porque, por ciertos detalles que comentaré más adelante, tristemente se ha quedado en cuatro estrellas raspadas. Seguro que queréis conocerlos ya, pero, una vez más, os he de advertir que, para diseccionar esta novela que ha roto tanto mis esquemas, necesito revelar algunos spoilers, y estos no serán ni mínimos, ni pequeños, ni medianos… ¡Serán enormes! Y os fastidiaré la lectura sí o sí… ¡Y encima se trata de una novela de misterio! Así que, una vez más, si estáis interesados en leer la novela, por favor, no sigáis adelante y venid más tarde, cuando la terminéis, para comparar opiniones… Si aún así queréis seguir leyendo, será bajo vuestra total responsabilidad. ¡No quiero quejas!

Así que… Empezamos…

Como siempre os digo, no soy una experta en el tema, pero, desde mi punto de vista, una buena novela de misterio tiene que tener cumplir dos premisas fundamentales: mantener las expectativas y tener un buen final. Es decir, cuanto más tarde conozcamos al asesino, mucho mejor; y, por supuesto, la resolución de crimen (el por qué, el cuándo, el quién, el cómo…) debe ser épica y verosímil. Permitid que os recuerde un poco las novelas de Agatha Christie, en las que nunca, nunca, nunca jamás sabías quién era el culpable hasta que el bueno de Poirot (o Miss Marple, vale) lo desvelaba. Lo hacía de una manera natural, simple y sencilla, pero muy efectiva. No tenías la impresión de que el investigador se sacaba ases de la manga; todo estaba ahí, tú también podrías haber resuelto el asesinato, si tuvieras la mente privilegiada de sus protagonistas, claro. También, la parte final, donde el investigador analizaba cómo fue todo, por qué pasó, dónde, con qué…, era completamente memorable. Todo se cerraba mágicamente, no quedaban cabos sueltos… y todo era terriblemente verosímil. Podría pasar… ¡claro que podría! ¡Aunque todo era formidable! No sabrías decir si era más creativa la manera de resolver el crimen o de cometerlo.

En un bosque oscuro cumple a la perfección con la primera premisa. La cumple a rajatabla y de una manera sublime. No solo no sabes hasta al final quién fue el asesino (porque, sí, hay un asesino), sino que tampoco sabes hasta bastante avanzada la novela quién es el muerto (porque, sí, también hay un muerto). No puedes parar de leer. Sí, este tipo de novelas son altamente adictivas, ya lo sé, pero en las otros casos esta compulsión se incentiva artificiosamente, con pequeñas triquiñuelas que el autor utiliza para manipularte y que, en mayor o menor medida, sabes que las está usando contigo. En cambio, con esta novela de Ruth Ware no me he sentido manipulada. No podía parar de leer porque realmente estaba supermetida en la historia y quería saber quién narices era el malo. Y es que cualquiera podría serlo, aunque todos parecían increíblemente inocentes. Además, me ha encantado todo eso de que la historia aconteciera en un solo escenario, como en las novelas de Christie, donde el elenco es reducido pero, tan intrincado, que todo te confunde. El aislamiento ayuda a que la historia se vuelva opresiva, las posibilidades limitadas, y el hecho de no saber realmente qué esta pasando te mata.

Así que por el lado de la intriga, de las expectativas, del misterio… esta novela podría haber tenido unas cinco estrellas de pleno y de manera holgada. Sin embargo, como sabéis, no es así, y no lo es porque falla en la gran segunda premisa. Falla en el final.

A ver, sé que soy muy crítica con los finales, pero tendréis que coincidir conmigo en que estos tienen una trascendencia brutal en las novelas. Pueden acabar directamente con una, y ya no hablamos de los finales de sagas, que esos pueden acabar hasta con la cordura de los lectores. Afortunadamente, el final de En un bosque oscuro no es de esos en los que todo acaba in media res, o de esos en que todo se cuenta en un par de páginas, o de esos en los que se espera una segunda parte y no hay segunda parte que valga. No, es uno de esos decepcionantes porque carecen de lógica y verosimilitud.

A ver, una novela de misterio no es el Cluedo (sí, me refiero al juego de mesa). No se puede decir, simplemente, el mayordomo mató a la marquesa en la cocina con un martillo pilón. Hay que razonarlo, ¿no? Y en el razonamiento, en el por qué, es en donde esta novela falla total y estrepitosamente. Sí, en la vida real, hay crímenes; la gente a veces llega a matar a otras personas por los motivos menos insospechados, de hecho hay gente que mata sin motivo, o que son psicópatas o sociópatas… Sin embargo, todo ello es razonable. Es explicable. Es verosímil. El mayordomo mató a la marquesa en la cocina con una martillo pilón porque se dio cuenta que de que esta era la asesina de su madre. Bueno… Es comprensible. El mayordomo mató a la marquesa en la cocina con un martillo pilón porque esta sabía que este era un espía. Extremo, ¿no? Pero comprensible. En cambio, ¿qué os parece el mayordomo mató a la marquesa en la cocina con un martillo pilón porque esta entró en la casa llenándolo todo de barro? ¡Y que conste que no puede alegar enajenación mental transitoria! ¿Un poco desproporcionado, no? Alguien en sus cabales no mata al otro simplemente porque ensuciara el parqué, por muy caro y difícil de limpiar que este fuera. Pues en esa línea va la novela… El final no es creíble, es desproporcionado e infumable.

Ver spoiler +

¡Y, aún así, le he puesto cuatro estrellas! Y es que, a pesar del final mediocre, el resto del libro es tan bueno, engancha tanto, es tan atractivo, he disfrutado tanto leyéndolo, que compensa todo un poco. ¿Y ahora que hacemos?, os preguntaréis. ¿Lo leemos o no? ¡Leedlo, leches! Que igual es que soy muy exigente con los finales… Yo iré mirando otro libro de esta Ruth Ware… La nueva estrella de la grip lit promete…

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)