El café de los pequeños milagros
de

Hace algunas semanas, me ofrecieron la posibilidad de leer El café de los pequeños milagros, el nuevo libro de Nicolas Barreau, el autor de la famosísima La sonrisa de las mujeres, novela que, reconozco, no he leído, pero que, hasta día de hoy, encuentro por todos lados. En estos momentos, creo que Nicolas Barreau se ha convertido en la quintaesencia de lo romántico,

5 libros para relamerse | Literatura & Gastronomía

Con esta selección de cinco libros para relamerse se te hará la boca agua. En ella encontrarás libros de todo tipo — clásicos, actuales, divertidos, tristes… — donde la Gastronomía y la cocina están más que presentes. ¡Eso sí! ¡Cuidado con los atracones!

Saga Laura va a por todas
de

Empecé a leer Laura va a por todas de Marta Francés sin saber que era la primera parte de una saga. No es por el hecho de que el segundo de los libros no se haya publicado aún. Ya sabéis que últimamente me salto a la torera la regla de oro de no leer sagas inclusas, así que, si hubiera tenido el dato, la hubiera leído igual. El título me enganchó desde el principio, no tenía escapatoria. No me preguntéis por qué — creo que es asunto de estudio parapsicológico — pero me recordaba muchísimo a novela de Susan Elisabet Phillips, e irremediablemente me daba buen rollo. No obstante, admito que, si hubiera sabido que este Laura va por todas era el inicio de una saga, la hubiera leído desde otra perspectiva. ..

La voz de Archer
de

“La voz de Archer” de Mia Sheridan es un libro que no está mal. Engancha muchísimo (sí, otra vez me he pasado el santo día leyéndolo, hasta terminarlo) y se deja leer. Es romántico, sexy y la verdad es que el personaje masculino no está nada mal. De hecho, es una de las mejores cosas que tiene la novela: el bueno de Archer. Por lo demás, es un libro más, uno del montón. Es bastante previsible.

6 libros fresquitos para este verano

En El Ojo Lector hemos preparado esta selección de 6 libros fresquitos para este verano en la que podrás encontrar un poco de todo: islas desiertas y exóticas, bonitas historias de amor, aventuras desde el Mediterráneo hasta la península de Kamchatka, caminatas por interminables cadenas montañosas y románticos castillos escoceses.

Mi isla
de

Después de las últimas experiencias con las novelas de Elísabet Benavent — y con las de mis autores favoritos en general— tengo que admitir que empecé Mi isla con miedo. Con miedo y muchas ganas. Aunque siempre os he dicho que no había perdido la esperanza con @betacoqueta y que estaban por venir — seguro — mejores novelas que las últimas, en el fondo, soy tan pesimista que pensaba que, irremediablemente, mi idilio con ella se había ido totalmente al garete. Ya me pasó, en cierto modo, con las novelas de mi idolatrada Marian Keyes. Quizás os suene un tanto extremo, pero tenía medio decidido que, si no me gustaba Mi isla, era muy probable que me diera un respiro con el resto de sus libros. Como en las historias de amor, a veces, es mejor terminarlas antes de que todo se vuelva feo. ¡Quedemosnos con lo mejor, no!?

Prohibido
de

He de reconocer que la primera vez que leí la sinopsis de Prohibido de Tabitha Suzuma sentí una mezcla explosiva de curiosidad y grima. Supongo que es algo que le pasará a la mayor parte de las personas que tengan la oportunidad de leerla. Seguro que te ha pasado a ti, que acabas de hacerlo.

Enlazados
de

Después del fiasco con Horizonte Martina, empecé Enlazados de Rainbow Rowell con cierto miedo. Al igual que pasara con Benavent, tampoco me gustó demasiado el último libro que leí de Rowell: Segundas oportunidades. Por lo tanto, tenía la misma incertidumbre acerca de que si lo siguiente que leería sería mejor o peor que lo último leído y, debido a la mala experiencia martinesca, estaba preparadísima para volver a decepcionarme.

Saga Horizonte Martina
de

Hace ya cosa de un mes – y me parece mentira – recibí una alerta en mi móvil sobre la inminente salida de Martina en tierra firme, la segunda parte la saga Horizonte Martina de Elisabet Benavent. Ya sabéis que odio empezar una saga o serie que no esté terminada. Más que nada porque después me olvido de terminarla, si no me gusta lo suficiente, o, si al final la retomo, no suele ser lo mismo, ¿verdad? Por lo tanto, con todo el dolor y las ganas de las mundo, dejé pasar la primera parte, Martina con vistas al mar, para empezarlo cuando toda la saga estuviera terminada… y estoy orgullosa de mi misma por ello, la verdad.

Gente que viene y bah
de

Parece que han pasado siglos desde que comentábamos en este blog el primer libro de Laura Norton, No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, una novela de título contundente que a muchas nos llamó la atención desde el principio, que causó sensación entre las lectoras, y que en mí, desafortunadamente, no […]