La voz de Archer

Cuando Bree Prescott llega a Pelion, un pequeño pueblo en el condado de Maine, anhela contra toda esperanza que ese sea el lugar donde finalmente pueda encontrar la paz que busca con desesperación. El primer día en su nuevo entorno se tropieza con Archer Hale, un hombre silencioso que vive aislado por un dolor tan intenso como el de ella. Bree y Archer empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Un deseo irresistible que los empuja a acercarse sin remedio. Pero su historia encuentra barreras que pueden ser insalvables… Un hombre solitario, la mujer que lo ayuda a encontrar su voz y una pasión dulce que esconde historias pasadas de secretos por desvelar. Una historia de amor, destino y sufrimiento, pero, sobre todo, de su poder para transformarlo todo.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Me decidí a empezar La voz de Archer de Mia Sheridan por los comentarios tan positivos que leí sobre la novela. Por supuesto, tenía cinco estrellazas en Amazon, y los que la habían leído la ponían, literalmente, por las nubes. Una historia de amor diferente… He leído muchos libros del estilo y he de decir que es uno de los mejores, si no el mejor, que he leído… Imprescindible

Aunque en este caso no es posible, básicamente porque Mia Sheridan es estadounidense, muchas veces me pregunto si todos estos comentarios tan halagadores no provienen de primos, hermanos o amigos del autor en cuestión. Porque, con sinceridad, no llego a entender la euforia que pueden llegar a despertar novelas… del montón.

La voz de Archer es un libro que no está mal. Engancha muchísimo (sí, otra vez me he pasado el santo día leyéndolo, hasta terminarlo) y se deja leer. Es romántico, sexy y la verdad es que el personaje masculino no está nada mal. De hecho, es una de las mejores cosas que tiene la novela: el bueno de Archer. Por lo demás, es un libro más, uno del montón. Es bastante previsible. Se trata de una de esas novelas que te recuerdan constantemente a otras. La sensación de déjà vu es continua, y no es algo que sea de por sí malo; hay muchas novelas que basan su éxito en eso de recordarnos a otras. Sin embargo, en el caso de La voz de Archer, no llega a traducirse en algo positivo, ya que ahonda en la idea de que es un libro más, basado en historias poco originales, que se han abordado y se abordarán hacia la saciedad por siempre jamás.

Para que os hagáis una idea, podríamos decir que es una mezcla entre ese tipo de novelas que tratan de personas que se instalan en un lugar nuevo — en parte, huyendo de algo — y aquellos libros que versan sobre cuestiones turbias del pasado que se terminan descubriendo más pronto que tarde. Luego hay un gran HEA, y adiós muy buenas. No os volveréis a acordar de la novela en la vida.

 

Sin embargo, como dije, el protagonista masculino no está nada mal e incluso puedo decir que, en lo que a él respecta, la autora ha sido casi original. Ya sabéis que el asunto de las discapacidades no suele atraerme demasiado. Sobre todo, no me llama si se utilizan como recurso para dar pena o concienciar. Si hacéis memoria, yo venía de leer Tal vez mañana de Colleen Hoover, una novela cuyo protagonista es sordo. Pues bien, ¿no dicen que si no quieres caldo, toma dos tazas? Pues, mira por donde, Archer es mudo. ¡Os aseguro que no me lo podía creer! ¡Pensaba que se trataba de una broma! Y sin embargo, tal como me ocurriera con el libro de Hoover, me he tenido que dar, de nuevo, un puntito en la boca. Me gusta, también, como trata Mia Sheridan a su personaje y a su discapacidad. Archer es increíblemente dulce y guapísimo. Un pibonazo increíblemente sensible y manso como un gatito… Aunque es un tigre de bengala en la cama. ¡Qué cosas!

Por lo demás, como digo, tampoco hay mucho más que reseñar. No sé si a vosotros os ocurrirá algo parecido, pero reconozco que La voz de Archer pasó por mi vida sin pena y sin gloria. Eso sí, del protagonista… ¡sí que me acuerdo!

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)