FanGirl

Cath y Wren son gemelas idénticas, y hasta hace poco lo hacían absolutamente todo juntas. Ahora están a la universidad. Wren le ha dejado claro que no piensa compartir habitación con ella. Para Wren es una oportunidad única de empezar de cero y conocer gente. Para Cath no es tan fácil. Es terriblemente tímida. Su único mundo es ser fan de Simon Snow, donde ella se siente a gusto, donde siempre sabe exactamente qué decir y donde puede escribir un romance mucho más intenso que cualquier cosa que haya experimentado en la vida real. Sin Wren, Cath se siente completamente sola, fuera de su zona de confort. Tiene una compañera de cuarto antipática, siempre acompañada de su atractivo novio, un profesor de escritura que piensa que el fan fiction es el fin del mundo civilizado, un guapo compañero de clase, que sólo quiere hablar de palabras... Y además no puede dejar de preocuparse por su padre, que es amoroso y frágil y nunca ha estado realmente solo. Ahora Cath tiene que decidir si está dispuesta a abrir su corazón a los nuevos amigos y a las nuevas experiencias, y se está dando cuenta de que hay mucho más que aprender sobre el amor de lo que nunca creyó posible.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Después de leer FanGirl… Mejor dicho, después de devorar FanGirl, he de decir que me declaro muy muy fan de su autora, Rainbow Rowell. Ya disfruté muchísimo con su encantadora Eleanor & Park, que me enganchó bastante. Digamos que con aquella novela, tuvimos un pequeño affair. Ahora, con su FanGirl, cronológicamente anterior a Eleanor & Park, me he enamorado… Irremediablemente, perdidamente, para siempre.

Quizás, lo que no llegó a encajarme de Eleanor & Park fue la corta edad de sus personajes. Era una novela genial, con hondura, preciosa… pero sus protas eran tan jóvenes que me costó un poco identificarme con ellos. Tuve que hacer un poco de retrospectiva, incluso. ¿Cómo era yo a los quince años?  Y, aunque en cierto modo funcionó, siempre tenía la impresión de estar leyendo una novela para chicos muy jóvenes.

En cambio, Cather y Levi, los actores principales del libro que hoy reseño, aunque son también muy jóvenes, han encajado de manera muy particular en mi corazón. He convivido con ellos menos de un día (he tardado menos de 24 horas en leer el libro), pero todo ha sido tan intenso que parece que los conociera de toda la vida. Hoy, ni más ni menos, mientras bajaba al perro, me he acordado de ellos con ganas de retomar la lectura y saber más de su relación. Cuando he recordado que había terminado el libro – y que además había empezado otro – me ha dado bastante penita.

FanGirl, además de lo evidente – una bonita historia de amor, una oda al frikismo y a la fanfic -, es una novela que ahonda en ese gran momento en el que dejamos de ser un niños para ser personas un poco más mayores. El comienzo de la independencia, las primeras relaciones amorosas, la elección de una carrera laboral… Todo ello se concentra en el personaje de Cather, una chica demasiado mayor para su edad, que ve trastocado su reducido mundo cuando empieza la Universidad.

Cather escribe regularmente relatos basados en las novelas de Simon Snow, una especie de Harry Potter ficticio, por lo que, durante la novela, se intercalan fragmentos de estos relatos con la novela en sí. Esto es, sin duda, un aliciente más para decidirse a leer esta novela. Si eres como yo, que flipaste en colores con los libros de J. K. Rowling, este libro te encantará, y te encantará Cather.

Se ahonda, también mucho, en todo lo relacionado con la fanfic, en su calidad y en su legitimidad. Yo nunca he leído este tipo de escritos, pero he de reconocer que los veía desde un enfoque quizás equivocado. Pensaba que la fanfic nacía de la necesidad, que yo he tenido a veces, de cambiar lo que no nos gusta en un libro o relato. Es decir, no me gusta que la autora de cierta novela mate a un personaje determinado; me invento una fanfic en la que esto no ocurra y ¡adiós, muy buenas!

Sin embargo, el enfoque de Cather al respecto es diferente. Ella entienda la fanfic como una manera de seguir leyendo eternamente un libro que te encanta, y, aunque en su caso puede llegar a ser un tanto patológico, no deja de ser fascinante. ¿Por qué dejar una historia o un mundo de ficción solo porque su autor original quiera dejar de escribir al respecto?

La prueba de fuego de Cather para salir de su niñez, supone salir de ese mundo de la fanfic por y el para que vive, para existir en la realidad… y el proceso es terriblemente difícil para ella. Una especie de parto doloroso, donde tendrá que desvincularse de sus queridos personajes, su familia, su hogar,… y poder ser realmente ella. Y en este tortuoso in pas, se ayudará de Levi, protagonizando una dulcísima historia de amor y de superación.

¿Os he dicho que me encanta encontrarme con libros en los que las relaciones sentimentales de sus personajes no son un constante tira y afloja? Me fascina encontrarme con relaciones donde se suma, en vez de esas que están tan de moda en las que solo se resta. Cather y Levi tienen una relación en la que se ayudan mutuamente a ser mejores. ¿Hay algo más bonito que eso?

En definitiva, FanGirl ha supuesto para mí un enorme soplo de aire fresco. Me ha encantado, me ha tenido atrapada sin remedio, y, aunque el final no es de los mejores que he leído, no por ello le he quitado sus merecidísimas cinco estrellazas. Un libro que engancha de principio a fin, que os recomiendo hasta lo indecible.

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)