El vuelo de Lena

Lena tiene veintiséis años y vive junto a su padre, un afamado novelista que pasa la mayor parte del tiempo fuera, y su abuela en una lujosa casa de Madrid. Su vida vacía y gris se divide entre el trabajo en una tienda de discos, salir con sus amigos y acostarse de manera intermitente con Daniel. Pero todo cambia el día en que su padre le hace un regalo que pondrá del revés todo su mundo y que le dará unas alas que nunca se atrevió a tener: un libro con las memorias de su abuela, que esta grabó en los que fueron, sin saberlo, los últimos días de su vida.

¡Cómpralo en Amazon! ¡Cómpralo en Casa del Libro!

Reseña

Como sabéis, tenía muchas ganas de leer el nuevo libro de Sara Ballarín: El vuelo de Lena. De hecho, aparecía en mi selección de libros para este verano. Su anterior novela, Contigo en el mundo, me sorprendió muy gratamente, fue ganándome poco a poco y, al terminarla, reconocí que me conquistó. Me gustó mucho su forma de escribir y la originalidad de sus personajes que, a pesar de ser muy normales, tenían una coherencia y una sensibilidad difícil de encontrar en novelas de este género.

Sin embargo, solo basta con leer unos cuantos capítulos de El vuelo de Lena para percatarse de que poco o nada tiene que ver con su predecesora. Contigo en el mundo era un canto a la libertad; una novela repleta de luz, de mar y de libros. En cambio, El vuelo de Lena se desarrolla en una atmósfera totalmente distinta: sentimientos como el dolor, la tristeza son los que nos reciben desde sus primeras páginas. Lena, la protagonista, es un personaje arrasado por todo tipo de tragedias a lo largo de su corta vida, que la han convertido en una persona negativa, sin esperanzas, que se cierra por completo al amor y a la humanidad.

Ya sabéis que me gustan los libros tristes. No me importa, incluso, que acaben mal, si la trama así lo exige y lo apoya, sin embargo, tampoco soy mucho de los libros melancólicos donde la pena es la base de toda la historia. No digo que este libro de Sara Ballarín sea sensiblero porque sí o que se regodee en la tristeza — de hecho, la novela es un canto a la esperanza y a la superación —, sin embargo, también es cierto que mientras lees El vuelo de Lena te enfrentas a una sensación de bajón demoledora. Un acierto, por otra parte, de la autora, que supongo que es lo que pretendía, pero que a mí me ha llegado a agobiar bastante.

Igual el problema ha residido en que no la he leído en el momento adecuado — no es la idónea para leer debajo de una sombrilla —, pero igual que muchas veces os critico ciertas novelas por su cariz dramático por que sí, también os digo que no es el caso de El vuelo de Lena: es buen libro que consigue la sensación de acorralamiento y tristeza que persigue su autora, pero que, por una cosa o por otra, no ha ido totalmente conmigo.

Quizás, otro problema haya sido que no me he identificado demasiado con los personajes, sobre todo con Daniel, el amigo de la protagonista. Su actitud en el último tercio del libro me ha parecido incomprensible y profundamente egoísta, lo que hizo que me llegara a caer verdaderamente mal.

Sin embargo, como os he dicho con anterioridad, que yo no haya conectado demasiado con la novela o sus protagonistas no quiere decir que la novela sea mala. Ni mucho menos. Ballarín nos sumerge magistralmente en una atmósfera de pena e inmovilismo que realmente acoja, que te llega a afectar. Gracias a las memorias de su abuela, Lena se enfrentará a todos sus miedos y penas, transformándose desde dentro y permitiéndole volver a vivir.

Aunque no debería ser así, estas memorias me han parecido más emocionantes que las propias desventuras de Lena. Los capítulos dedicados a las vivencias de Yayi — la abuela — eran una especie de aire fresco ante la opresión que me causaba la trama principal. Aunque estas vivencias no estaban tampoco exentas de drama, sí que aportaban momentos de contrapunto, instantes de felicidad, que compensaban un poco la lectura.

Para terminar, me gustaría decir que El vuelo de Lena es un libro que, aunque por diversas razones no haya encajado conmigo, sí que es cierto que le ha gustado a muchas personas, y con razón. Si te gustó Contigo en el mundo y estas pensando leer la nueva novela de Sara Ballarín… ¡adelante! Pero ten en cuenta que encontrarás algo muy diferente a lo que esperabas. Con apertura de mente (siempre) déjate llevar…

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)