Por los pelos
de Marian Keyes

Tara: treintañera, con serios problemas de autoestima y un novio que se dedica a criticarla. Katherine: treintañera, incapaz de aventurarse a tener cualquier clase de relación con un hombre. Fintan: treintañero, gay con pareja que trata de ayudar a sus dos mejores amigas para que sean felices. Preocupaciones comunes: una pareja estable, el sexo, el peso y el empleo. Aficiones comunes: emborracharse juntos y contarse sus más íntimos secretos. La última oportunidad: llegará a través de los deseos de un moribundo. Es entonces cuando podrán salvarse por los pelos de una existencia infeliz.

¡Consíguelo aquí!

Reseña

Últimamente, parece que no pueda dejar de leer libros de Marian Keyes; es una especie de obsesión que me hace feliz. Los libros de Keyes me hacen sentir bien: más optimista, más esperanzada y, aunque suene un poco a anuncio de compresas, más feliz de pertenecer al género femenino. Como he dicho muchas veces, los libros de esta escritora irlandesas son, básicamente, para mujeres. No obstante, no son puramente feministas (en la línea de que no desprestigian al sexo masculino, sino que lo toleran, lo respetan y admiten su necesidad en nuestras vidas) pero lo suficientemente femeninos como para presentar a una mujer real, independiente y orgullosa de serlo.

Por los pelos” es el cuarto libro de Marian Keyes. Vio la luz en 1994 y, a su manera, es diferente a los anteriores que he podido de leer de esta autora. ¿Por qué? Quizás sea un poco más “romanticón” y menos propenso al humor, este último, un detalle que siempre me ha cautivado de los estos libros.

No obstante,  no significa que no me haya gustado ya que, de hecho ¡me ha encantado! El éxito quizás haya residido en que he descubierto una vía, latente, pero para mí desconocida, de autoayuda en los libros de la irlandesa. La capacidad de narrar historias que nos permiten ahondar en nuestros problemas y frustraciones y que nos ayudan, de alguna manera, a encontrar una solución. Es posible que, con anterioridad, no me haya visto tan identificada con los personajes de la Keyes (que ya es decir) como con los de este libro, pero, por un momento, a medida que lo iba leyendo, me veía, pasando páginas, simplemente para encontrar la solución que encontraba el personaje a determinado problema que, actualmente, me preocupa o que en, algún momento de mi vida, me pudo tener en ascuas. Porque todos los libros de la Keyes, a diferencia de lo que acontece en la vida real, acaban bien.

Lo recomiendo mucho (como todos los libros de esta encantadora señora). Se lee en un momento y merece, realmente, la pena. De un tiempo a esta parte, me he propuesto leerme todos los libros de Marian Keyes… son unos cuantos, pero podré con ellos!!

Escrito por El Ojo Lector