En la isla

A sus treinta años, Anna Emerson siente que su vida se ha estancado. Harta de los largos inviernos de Chicago y de una relación de pareja que no parece tener futuro, Anna acepta sin pestañear la oferta de una acaudalada familia de pasar el verano en las Maldivas como tutora de su hijo T. J. Éste, por el contrario, no está precisamente entusiasmado con el plan. Aún no ha cumplido los diecisiete, acaba de superar un cáncer con pronóstico incierto y lo único que desea es recuperar su vida y volver a ser el de antes. Tras un largo viaje plagado de contratiempos, el destino coloca a Anna y T. J. en una avioneta rumbo al paraíso, pero, mientras vuelan sobre las aguas azul turquesa del océano Índico, el aparato se estrella en un mar infestado de tiburones. Anna y T. J. sobreviven milagrosamente y son arrastrados por la corriente hasta una isla deshabitada. Los días se convierten en semanas, las semanasen meses, y sus esperanzas de rescate se van disipando. Así, con apenas alimentos y a merced de un clima despiadado, Anna y T. J. aprenden a subsistir en un entorno tan bello como peligroso, pero el mayor desafío para Anna será el de convivir con un chico que rápidamente se está transformando en un hombre.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Antes de comenzar con esta reseña, me gustaría dar las gracias, encarecidamente además, María Isabel Carvajal por su recomendación. Aunque a veces no lo parezca, siempre hago mucho caso a vuestras sugerencias y encuentro verdaderos tesoros en muchas de ellas. Ese es el caso del libro que me propuso María Isabel. Os adelanto que es un MUST READ, uno de esos que os aconsejo, hasta la saciedad, que leáis. Por supuesto, formará parte de la selección de Libros que enganchan.

Sin duda, uno de los mayores alicientes de En la Isla de Tracey Garvis Graves es la forma en que te atrapa. La manera en que te absorbe. No puedes dejar de leer. El libro no es excesivamente largo, pero no se puede leer de una sentada. Hay que parar, sólo que cuesta muchísimo dejarlo aparcado. La narración, además, se divide entre el punto de vista de cada protagonista por lo que el enganche es mayor. Cada capítulo parte del punto de vista de uno de ellos. Son, también, bastante cortos, por lo que, desde el principio, el ritmo de lectura va cuesta abajo y sin frenos.

La historia tampoco es nada del otro mundo, en esencia. Ya la hemos encontrado muchas veces en películas como Naufrago, El Lago Azul o incluso Perdidos. Dos robinsones que se ven obligados a vivir en una isla perdida en el Pacífico, sin más compañía que ellos mismos. Por otro lado está el asunto de la diferencia de edad entre los protagonistas y los posibles tabús que pueden surgir a partir de ello. Es un atractivo más de la novela ya que, de alguna manera, trasciende de lo políticamente correcto.

Sin embargo, uno de los aspectos que me ha llamado más la atención de la novela de Tracey Garvis Graves es que, a diferencia de otras historias de naufragios y accidentes, En la isla, no todo acaba cuando se produce el ansiado rescate, hay un día después, hay un mes después, hay años después. Y no sólo de una persona y su circunstancia, sino de una pareja controvertida. Por ello, la segunda parte de la novela, la vuelta a la civilización, es, quizás, lo más interesante de ésta. Eso y el chico que, aunque muy joven (lo conocemos con 17 años) es un espécimen encantador, además de llevar a la espalda un duro pasado.

Según parece la novela tiene una especie de continuación, con nuevos protagonistas, pero redundando en la historia de naufragios y playas paradisíacas donde pasas verdadera hambre. Se llama Uncharter, y todavía no está disponible en español. Lo seguiremos de cerca, no obstante.

En fin, ¿qué os puedo decir más salvo que leáis esta novela ya? Acción, romance, un pelín de drama, unas poquitas escenas subiditas de tono… ¿¡quién da más?! Eso sí, la portada es bastante deficiente, ¿no estáis de acuerdo?

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)