Te esperaré

Cameron Hamilton es un metro noventa de irresistible atractivo completado con un par de imponentes ojos azules y una increíble capacidad para hacer que Avery desee cosas que creía que le habían sido arrebatadas para siempre. Sabe que tendría que mantenerlo lejos, pero Cam parece tropezarse con ella en cada esquina del campus. Con su encanto, sus bromas... y ese maldito hoyuelo que aparece cuando sonríe. Lo último que esperaba Avery en su nueva vida universitaria era atraer la atención del único chico que puede hacer pedazos el frágil futuro que está intentando construir. Pero ignorar la tensión ardiente que surge entre ellos -y que saca un lado de Avery que ella ni siquiera sabía que existía- es imposible.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Comencé a leer Te esperaré de J. Lynn suponiendo que encontraría, de nuevo, el típico libro con prota-malote-y-un-poco-perturbado. Ahora que lo pienso, creo que debería trabajar sobre este punto. ¿Por qué sigo dándole oportunidades a este tipo de novelas si ya sé de plano lo que me voy a encontrar? Supongo que tiene algo que ver con la eterna esperanza de toparme, para variar, con… algo especial. Qué os puedo decir. Cuando una es romántica, tiene que serlo con todo y para todo.

Aunque Te esperaré no es una novela especial — a pesar de las buenas críticas, creo que es más de lo mismo — hay que decir a su favor que tampoco es que sea exactamente la típica novela de chicos malotes. Eso sí, comparte con ellas el resto de los ingredientes típicos: un campus universitario, pasión, nuevas experiencias y secretos (y traumas) del pasado. ¿Os suena? Podríamos decir que es una novela de chicos malotes pero sin chicos malos. No sé si me explico…

De un tiempo a esta parte, parece ser que los autores y autoras de new adult se han dado cuenta — ¡Gracias! — de que los protagonistas agresivos y cascados ya nos cansan un poquitín. Por eso tuvieron que encontrar otra estrategia para satisfacer a nuestras atolondradas cabecitas. Se han puesto todos de repente tan de acuerdo, que da la impresión de que, todos ellos, un buen día, se sentaron, hicieron una especie de brainstorming, y llegaron a la siguiente conclusión: «Ellas ya no quieren salvarlos ¿Qué tal si cambian las tornas? ¿Qué tal si son esta vez ellas las que son salvadas?» Y, desde entonces, prolifera una nueva corriente literaria donde la que ha perdido un tornillo y viene regular de fábrica no es otra que la protagonista. No sé si hemos ganado con el cambio… En cualquier caso, nos aseguramos a un prota atento, buenorro y buenazo con el que disfrutar.

 

Cameron, el protagonista de Te esperaré, es un personaje de este tipo. Podríamos calificarlo con dos palabras: sin doblez. No tiene misterio. Es como es y punto. Sanote, guapo, con familia feliz estándar y sin ningún trauma conocido. Aleluya. Ella, en cambio, es harina de otro costal. Con un pasado más oscuro que un poso de café reseco, Avery es una muestra clara de un tipo de personaje que últimamente está muy de moda, y que a mi me genera un poquito de repelús: la víctima de agresiones sexuales.

No sé si es que este tipo de abuso está muy en boga en Estados Unidos, pero no es el primer libro —ni el último — que encuentro con esta temática tan sórdida. Lo que realmente me da repelús es que detrás del auge de este tipo de novelas haya una auténtica y horrible realidad, que haga posible que muchas jovencitas se vean identificadas con este tipo de protagonistas. En el sentido de que ellas en algún momento también fueron víctimas. No sé si me pilláis…

De cualquier modo, Avery, además de haber tenido este pasado tan horrible, es también lo que se conoce en mi pueblo como una auténtica desgraciadita. Todo lo malo que tenga que ocurrir, con total certeza, le pasará a ella. Sus circunstancias, además, no solo son las más injustas y difíciles de afrontar, sino las más melodramáticas. Y al final, esto de que la vida de la chica sea un auténtico camino de espinas convierte a la novela en una auténtico culebrón de sobremesa.

Por eso, le he otorgado tres estrellas. Como siempre os digo en estos casos: Es un libro que no os amargará, aunque tampoco causará demasiados estragos en vuestras vidas. Eso sí, engancha como un demonio. Dicho sea de paso, como todos últimamente.

Por último, os comento, por si estáis interesados en saber más, que Te esperaré es la primera entrega de una serie con el mismo nombre (Wait for you, in English), que ya va por su sexto libro. Ya sabéis, historias similares, en un mismo contexto, pero con diferentes protas… Por si os ha sabido a poco. Yo me planto en la primera.

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)