Como muchos sabéis, por aquí somos bastante fans de Nalini Singh y  de su serie de Psi-Cambiantes. Presa del placer es el quinto libro de la misma. Se trata del último publicado en español, por lo tanto, antes de empezar con este, es fundamental que catéis los cuatro anteriores. Aquí podéis ampliar información.

Presa del placer era uno de los libros que esperaba con mayor ansiedad. De hecho se encuentra entre Los libros más esperados de 2013. Además de lo mucho que me gusta esta serie, un factor determinante era el personaje de Dorian, el protagonista de esta historia; un personaje con cierta relevancia en los libros anteriores, que siempre me pareció muy sexy y original. No obstante, no sé si porque acababa de leerme un libro maravilloso llamado Siempre el mismo día, o porque este tipo de historias llegan a tornarse un tanto repetitivas, o porque el libro no es tan bueno (¡que también puede pasar!)… no me ha llegado a gustar tanto.

Como en todas las entregas anteriores de esta serie, Presa del placer tiene dos tramas bien diferenciadas. Una, la principal, en la que tiene lugar la historia romanticona, con algunos tintes erotico-festivos, en este caso entre un cambiante buenorro y una psi médico; y otra, la secundaria, sobre una incipiente revolución en el mundo psi y la caída del Silencio.

Lo que falla en este libro, según mi punto de vista, es que hay demasiados frentes abiertos: virus, proyectos científícos, organizaciones armadas de humanos, grupos racistas psi, gemelas malas, niños-experimento… aunque es algo positivo porque indica que Nalini está preparando el camino para nuevas entregas y nuevas tramas (que ya están escritas, por otra parte, pero en inglés), también es verdad que complica un poco, demasiado, el asunto en esta ocasión y que se hace todo un poquitín frío. De hecho, no hay muchas historias de cama [calenturiento mode on] y eso que es la historia de Dorian, el centinela guaperas y buenorro por excelencia, que yo me imagino como una mezca entre Brad Pitt y el Chris Hemsworth (a.k.a Thor) [calenturiento mode off]. Por lo tanto, en resumidas cuentas, creo que al final hay demasiados frentes abiertos, demasiadas teorías -mal explicadas y desarrolladas-, detalles que se dan por sabidos cuando ni siquiera se han mencionado, cosas importantes que se ven de pasada, demasiado hincapié en aspectos que luego no tienen tanto peso en la historia,… y poco feeling, bajo mi punto de vista, entre los protagonistas.

Por otra parte, la historia sobre la revolución en el mundo psi, si bien no avanza nada, se complica un rato. Como os comenté, se nota que en Presa del placer Nalini empieza a preparar los mimbres para nuevas tramas (al menos, ¡eso espero!). Os aseguro que esto me encanta -aunque creo que debería haber utilizado más de un libro para desarrollarlas- porque entiendo que la historia del mundo psi es compleja y, aunque hay libros para rato, me gustaría que acabara todo en condiciones… ¡que ya son muchos los libros que acaban fatal!

Ahora, os cuento unos cuantos spoilers a los que ya os lo habéis leído

Ver spoiler +

En fin, a pesar de las críticas, sigo con ganas de más. Espero que en la siguiente entrega pueda engancharme un poco más…