En la reseña de hoy, os hablaré de un libro que os aconsejaría, si os conociera en persona. Si fuerais mi amigo (o mi amiga) de toda la vida y no supierais qué leer. Incluso si no os gustara leer, incluso si estuvierais ensimismados en otro libro: os obligaría a dejarlo para que leyerais Los juegos del hambre. Por supuesto, no os dejaría ver la película antes de os hayáis leído los tres libros. Porque, queridos amigos, he de deciros que es una Saga: Saga Distritos para más inri. ¡Una trilogía! Me encanta eso de terminar un libro, que te guste y que puedas seguir disfrutando unas cuantas veces ya.

Como os habréis dado cuenta, le he otorgado 5 estrellas. Ésto, simple y llanamente, ha sido porque he tardado menos de un día en leerlo. Es decir, no es que sea un libro corto o demasiado accesible, ¡es que no podía parar de leer!

Los más mayores pensaréis que os hablo de un libro para jóvenes. Posiblemente sea el caso pero, aunque tengo casi 30 años, sigo leyendo este tipo de literatura porque, simplemente, me encanta. Y, creedme, no es una plasta infumable para adolescentes, realmente engancha y te hace querer más.

Si alguien me preguntara sobre Los juegos del hambre le diría que es una mezcla (agarrarse) entre la película In Time (la de Justin Timberlake y los relojes en la piel), el Último Superviviente (la serie de Bear Grylls), el Juego de Ender (de Orson Scott Card) y el Gran Hermano (y, por ende, de 1984). En cierto modo, se podría decir que es una lectura post-apocalíptica. Una sociedad devastada que se levanta con una normas de “juego diferentes”. Lo que anteriormente era norteamérica, se ha configurado, después de miles de plagas, desastres, etc. en un nuevo país donde, como en la película de Justin, la sociedad se estratifica en una élite que vive a costa de una serie de distritos empobrecidos. En cierto modo, Sólo os diré que esta primera parte de la Saga Distritos, es un alegato a la libertad, un grito antes la globalización y los poderes fácticos. Por supuesto, hay una historia de amor de por medio y mucho barro y supervivencia.

No quiero revelar demasiado del argumento porque estamos ya demasiado bombardeados por la película y por la celebridad que está adquiriendo el libro. Simplemente, os lo recomiendo muchísimo. Yo ya he empezado con la segunda parte “En llamas”.