Cartas a una extraña

A la muerte de su madre, Berta regresa a la casa familiar de la que se marchó huyendo de esa mujer oscura y controladora que convirtió su infancia en un infierno. Convencida de que su actual vida de éxito en Londres será escudo suficiente contra las trampas del pasado, decide explorar lo que alberga la vieja mansión y los restos de la vida de su madre, hasta que oculto en el desván encontrará un puñado de cartas que no solo pondrá al descubierto el último engaño familiar, sino que también le abrirá las puertas del amor y la sumergirá en una peligrosa trama que acabará por poner en riesgo su propia vida.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Cartas a una extraña de Mercedes Pinto Maldonado es un libro que cayó en mis manos por cosas del azar. Aunque el batiburrillo de géneros que se tocan en este blog pueda decir lo contrario, lo cierto es que muy raras veces leo algo al tuntún. Normalmente, siempre existe una causa, una excusa (por muy débil que esta sea) para elegir o desdeñar un libro. Sin embargo, reconozco, que, en esta ocasión, todo fue asunto del Destino. Y es que descubrí que por ser de Amazon Prime (ya sabéis, la suscripción de Amazon que no solo te permite ahorrarte gastos de envío, sino que también te da acceso a series y películas) tenía también a mi disposición miles de libros gratis. Se me actualizó el Kindle, y, de repente, podía leer un montón de libros a 0 euros…¡Maravilloso! ¡Demasiado! Y como soy una incrédula, escogí el primero que vi para comprobar que aquello, efectivamente, era cierto. Era, como podéis imaginar, Cartas a una extraña.

Ya que lo había descargado, y gratis, empecé a leer, — que tampoco nos hemos vuelto unos hedonistas de la noche a la mañana —, y lo que leí reconozco que me enganchó. Esta novela de Mercedes Pinto Maldonado, que, desde hace años, copa los primeros puestos de descargas en la librería de Amazon, recuerda mucho a libros como Rebeca o Jane Eyre: una suerte de novela gótica, con una atmósfera cargada de misterio, que engancha desde las primeras páginas. Además, está muy bien escrita, con oficio, lo que te anima siempre a seguir leyendo.

Se trata de la historia de una chica que vuelve a casa tras la muerte de su madre. Una madre de esas, a lo Trilogía del Baztán: mala malísima. Tanto, que dejó a la pobre chica traumatizada. Un día, indagando entre las cosas de la casa, encuentra unas cartas cuyo contenido la embarca en una oscura aventura, donde su pasado y su presente tendrán mucho que ver.

Aunque todo lo que os he contado tiene buena pinta, lo cierto es que solo le he adjudicado dos estrellas porque, aunque empezó bastante bien, la novela, a partir del primer tercio, se viene abajo de manera estrepitosa.

Por un lado, es increíblemente lenta. Esto, hasta cierto punto es positivo: la minuciosidad con que se describe todo, — desde lo que la chica desayuna, hasta el color de las cortinas de cierta sala —, incide positivamente en la atmósfera asfixiante de la novela. Además, como he dicho, Mercedes Pinto Maldonado escribe bastante bien, por lo que es agradable leerla. Sin embargo, cuando esto se sucede a lo largo del tiempo, una y otra vez, termina siendo excesivamente cansino, propiciando que el lector pierda un poco de interés. Tienes la sensación de que no pasa realmente nada y que la trama se reduce a una especie de diario donde prima más la hora a la que se acuesta o se levanta la protagonista que la propia acción.

Por otra parte, este ritmo pausado, detallista y minucioso, se contrapone abismalmente al atropellado final: un desenlace poco elaborado, facilón y para salir del paso, que deja, si cabe, más en evidencia la lentitud de la narración en el grueso de la novela. En honor de la verdad, como en las buenas novelas de misterio, no se sabe quién es el culpable o el móvil hasta el final, sin embargo, el desenlace es tan simple, tan desligado de la trama, que terminas pensando: ¿y después de lo que he leído todo se resume en esto?

Ver spoiler +

Hay una segunda parte — Mensajes desde el lago — que creo que no leeré, pero que estaré encantada de saber qué tal está por medio de vuestras opiniones.

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)