Regreso a tu piel

Brianda de Lubich, única heredera del señor más importante del condado de Orrun, ve como el mundo a su alrededor se desmorona tras la muerte de su progenitor. En una tierra convulsionada por las guerras, en la que ella y otras veintitrés mujeres serán acusadas de brujería, solo podrá aferrarse a un hombre: aquel a quien juró amar más allá de la muerte.El desenlace de esta historia de amor inquebrantable llegará siglos después, cuando una joven ingeniera comience a recuperar fragmentos de un mundo pretérito y a sentir un amor irracional hacia un extranjero llegado a un recóndito lugar de las montañas para reconstruir la mansión familiar heredada de sus ancestros.Los impenetrables paisajes que separan la Francia y la España del siglo XVI albergan una historia única de lucha, amor y justicia.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Cuando empecé a leer Regreso a tu piel, no sabía que era la segunda novela de Luz Gabás y mucho menos que ésta era la autora de la célebre Palmeras en la nieve, de la que han hecho serie y todo. Quizás, para variar, he vuelto a empezar por el libro equivocado, ya que a mí, Regreso a tu piel, la novela que hoy nos ocupa, no me ha gustado demasiado.

¿Por qué? Bueno, es fácil de leer, engancha, y no hubiera estado mal del todo si no se pareciera a miles de novelas publicadas con anterioridad. Es como una mezcolanza de todas esas novelas que alguna vez hemos leído, y que conservamos en el cerebelo porque nos han gustado. No obstante, verlas en pinceladas en una  misma novela, la de Luz Gabás, se hace un poco extraño. La novela es una especie de remix entre novela gótica tipo Jane Eyre, pelín oscura y tétrica; la Letra Escarlata de Nathaniel Hawthorne, por nombrar una de esas obras sobre cazas de brujas; y cualquier libro basado en el norte de España, su folclore y su lado paranormal, que tan de moda están ahora.

En principio, parecen buenos mimbres para un cesto. Sin embargo, el verdadero problema es que todas esas historias las conocemos bastante y de largo, por lo que Regreso a tu piel se convierte en una novela muy predecible, sin emoción, y, por consiguiente,  muy aburrida. Además, está el hecho de que se mueva en dos momentos temporales diferentes lo que, a mi modo de ver, solo hace ralentizar la historia, aunque entiendo que esto es esencial para que la autora nos sumerja en la historia romántica y kármica entre los protagonistas.

Sobre estos, los protas, tampoco puedo decir mucho. No he podido identificarme mucho con la protagonista (por lo menos con la del siglo XXI) y tampoco me ha llamado mucho la atención el galanazo italiano que la ama a través del tiempo.

No obstante, no está todo perdido. La novela está bien escrita, por lo que no descarto para nada leer Palmeras en la nieve en un futuro. Quizás encaje más con mis gustos. Además, si no habéis tenido oportunidad de leer clasicazos como Jane Eyre, Cumbres Borrascosas o incluso Otra vuelta de tuerca; o si no habéis leído nada sobre cazas de brujas o, definitivamente, si no sabéis que existe la increíble Trilogía del Baztán de Dolores Redondo… puede que el libro os llegue a encandilar. Al fin y al cabo, es cuestión de gustos, ¿verdad? En mi caso, no es el libro que me llevaría a la famosa isla desierta…

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)