La Señora Harper

Con devastadora humillación, Melissa Logan presenció con un horror mudo como su marido la vendía para pagar una deuda. Ella ya se había dado cuenta que casarse con Coy Logan para escapar de su miserable vida con un padre borracho y dos hermanos perezosos había sido un terrible error.Coy la arrastró a Dawson City para unirse a la fiebre del oro de Yukon. Ahora, peor que nunca, estaba sin un centavo, con un bebé y "pertenecía" a Dylan Harper, un hombre que era conocido por tener un corazón de piedra y un cuchillo de carnicero bajo el mostrador de su tienda que manejaba sin dudarlo. Melissa nunca se había sentido tan desesperada en toda su vida. Dylan Harper quería sus 1.200 dólares, no una mujer. Pero temiendo que si no aceptaba la oferta de Logan, otra persona lo haría, Dylan no podía soportar la idea de que esa mujer con rostro magullado, sufriese un destino aún peor.Para él, ese matrimonio, realizado en un bar con un oficiante abogado moribundo de Louisiana, no fue más que un acuerdo de negocios. Melissa iba a cocinar y limpiar para él, pero no compartirían cama. Pero jamás pensó que esa gentil mujer fuese a agarrar su corazón con tanta fuerza. Sin embargo, con todo el dolor existente entre ambos, alguno de los dos quizás estaría dispuesto a dar los primeros pasos para confiar otra vez, para tocar, para enamorarse.

¡Cómpralo en Amazon!

Reseña

Muchas veces os he dicho que tengo una lista de libros que suelo elaborar por diferentes medios: vuestras recomendaciones, visitas a Goodreads y San Google, principalmente. El resultado es una especie de cajón desastre en el que puedes encontrar de casi todo. El problema es que muchas veces no sé por qué he incluido un libro determinado, y eso puede constituir un arma de doble filo. A ver, si está en la lista por algo será, o eso me digo, pero a veces hay sorpresas desagradables.

De todas formas, no es el caso del libro que hoy nos ocupa, La Señora Harper de Alexis Harrington, aunque tampoco ha supuesto un gran descubrimiento en mi vida lectora. Es, en pocas palabras, un pasable, olvidable, un más-de-lo-mismo… En definitiva, es el típico libro que, si es el primero que lees en tu vida (o el primero de un género en cuestión) te encantará y no lo olvidarás, seguro. Pero si, en cambio, has leído unos cuantos libros del género en cuestión, unos cuantos más, en general, a lo largo de tu vida, y te has visto (sin querer) varias veces la tv-movie El amor llega dulcemente… puede que no lo valores de la misma manera.

La historia se desarrolla en Yukón, en Canada, y constituye una piedrecita más en el ancho río que conforman los relatos que se centran en la fiebre del oro y en los diferentes estilos de vida que surgieron en los territorios donde se desarrolló. Hombres y mujeres abandonaban sus hogares en pos del sueño americano (no sé si por entonces existía ya el término) para recalar en ciudades sin ningún tipo de ley o convencionalismo, y esa es, precisamente, en lo que se basa la novela de Harrington. Una mujer (hija de dos meses incluida) es vendida por su marido a otro hombre para saldar una deuda. Ya os podréis imaginar cómo termina todo… Además, el libro es increíblemente previsible. Pero bueno, tampoco hay que dilapidarlo: es agradable, se lee a buen ritmo y su lectura no le hace mal a nadie.

En definitiva, si no sabéis qué leer, encontráis este libro por casualidad, en edición de bolsillo o con una gran oferta, podéis comprarlo y leerlo. Os gustará. Aunque, cuando lo terminéis, nada habrá cambiado en vuestras vidas y, una semana más tarde, ni siquiera os acordaréis de los nombres de los protagonistas.

Por eso hay libros y libros…

Etiquetas: , ,

Categorías: 2-Stars, Reseñas, Romántica

Escrito por El Ojo Lector

Soy El Ojo Lector y me encanta leer. Vivo en Sevilla (Andalucía, ES), con mi novio y mi chihuahua-pantera Panchito. Soy fanática de Los Beatles, me encantan los frijoles, el sushi, los macs, el Real Betis Balompié y las películas de Rocky. Desde 2008, leo y reseño en la sombra. Recomiendo libros. No esperes críticas edulcoradas; no las encontrarás, para bien o para mejor :)