Parece mentira lo que voy a decir pero… ¡He terminado “El corazón helado” de Almudena Grandes! Siento que me he quitado un gran peso de encima. No porque el libro fuera enorme físicamente (unas 900 páginas) o porque no me haya gustado, porque, en general, no ha sido así, es porque se me ha hecho eternamente largo. No va a ser fácil comentar este libro. Ya lo pensaba cuando llevaba, apenas, 100 páginas. Por ello pienso que, lo mejor, es diferenciar entre lo que me ha gustado y lo que no.

Me ha gustado

El libro se mueve en dos espacios temporales: el pasado, situado antes, durante y algunas décadas después de la Guerra Civil Española, y el presente, protagonizado, en su mayoría, por los nietos de aquellos que protagonizan la historia pasada. A este respecto, la historia relacionada con la Guerra Civil me ha encantado. Sus personajes tan reales, las situaciones tan desgarradoras, tristes… debo haberlo dicho unas cuantas veces pero, nunca se termina de conocer, con este tipo de libros, la tremenda catástrofe que vivió este país durante más de 50 años.

En algunos puntos, el libro llega a estremecerte, es muy crudo. La división de España no sólo se muestra en la estructura social de clases, se hace patente en las propias familias. Hermanos enfrentados, familias rotas, muertos y heridos y, sobre todo, la adaptación de aquellos que tuvieron que bajar un peldaño (o dos) y aquellos que pudieron subir tres de ellos (o más).

Os recomiendo encarecidamente que os fijéis en los personajes de Ignacio y de Julio. Antagónicos en su totalidad, pero dos grandes ejemplos de la sociedad de aquella época.

No me ha gustado

Por más vueltas que le doy, no alcanzo a entender por qué este libro no me ha enganchado. Hay una historia de amor, la acción de la guerra, el morbo de un dolor cercano,… y, sin embargo, he tardado cuatro meses en terminarlo. No había nada, más que las ganas de actualizar este blog, que me moviera a retomar su lectura. Luego, cuando empezaba a leer, me gustaba e, incluso, lo disfrutaba. Pero, al día siguiente, no tenía ganas de volver a leerlo.

Por poner alguna pega más, aunque siempre me ha movido el lado siniestro, hecho de menos algún personaje del bando de franquista que fuera “bueno”. Sólo hay un personaje que se puede encuadrar en este sentido, pero que se convierte, al final, en una especie de renegado. Me pregunto, ¿no había seguidores de Franco que fueran buenas personas y que estuvieran asqueados de lo que desde ese bando se promovía? ¿personas de derechas solidarias y críticas? ¿no había republicanos malos?

Por otra parte, el estilo de Almudena Grandes me ha gustado sin embargo, no me ha cautivado. Creo que es un libro que está muy bien escrito no obstante, por momentos, se me antoja muy tedioso. No sé, dar mil vueltas al mismo asunto nunca me ha llamado la atención, aunque eso forme parte de la propia psicología del personaje o un recurso estilístico. Me gusta la literatura más directa.

En definitiva

El Corazón Helado” de Almudena Grandes no está mal. Conozco a muchas personas a las que le ha encantado. Yo os animo a leerlo pero, si no os engancha, no cometáis el mismo error que yo. Si lo leéis (o ya lo habéis leído) y os ha obnubilado, por favor, estaré encantada de escuchar vuestros comentarios.