Follow my blog with Bloglovin

Yo aprendí a leer con los Cuentos de la Media Lunita de A. R. Almodóvar

votar
Cuentos de la Media Lunita de A.R. Almodóvar

Cuentos de la Media Lunita de A.R. Almodóvar

 

Últimamente estoy inmersa en una eterna mudanza. Lenta, lentísima, pero muy emotiva.

Lo primero que he empaquetado, han sido mis libros. Ya están colocados en una enorme estantería en mi nuevo salón. Preciosos. Lo último, han sido los cuentos: mis libros de Barco de Vapor o de El Duende Verde, mi colección de Celia de Elena Fortún y, por supuesto, todos mis Cuentos de la Media Lunita de A.R. Almódovar. Estos últimos, para mí, un auténtico tesoro.

En sus primeras páginas, a lápiz, todos tienen marcado el precio. 200 pesetas del año 1986, 1987… 200 pesetas era mi paga mensual cuando tenía 4 o 5 años, con la que adquirí mucho de estos cuentos.

Recuerdo que, de pequeña, me fascinaban. Me pirraban sus dibujos, la letra infantil, tan fácil de leer , y lo especiales y graciosos que me resultaban. Tenía (y tengo) volúmenes de cuentos de los Hermanos Grimm y de todo tipo de estilos pero me resultaban sosos e insulsos al lado de las historias de Antonio Rodríguez Almodóvar. Me gustaban los cuentos donde no había piratas, sino bandoleros, donde los cerditos eran cochinitos y donde las hermanastras de Mariquilla Ríe Perlas (qué magnífico personaje) escupían cacas por la boca. La Bella Durmiente, en sus cuentos, era un Bello Durmiente morisco, había príncipes encantados que se convertían en lagartos y animales maravillosos por sus hazañas, no por los lugares remotos de donde provenían.

En fin, me parecían entonces, y me parecen, maravillosos, eternos e indispensables. A lo largo de su carrera, Antonio Rodríguez Almodóvar escribió 64 títulos para la colección Cuentos de la Media Lunita ilustrado, todos ellos, por magníficos ilustradores de todo tipo de estilos. Todos ellos, inspirados en cuentos populares españoles que edita desde 1985. Ha alcanzado los cinco millones de ejemplares y se le han otorgado múltiples y prestigiosos galardones no sólo por su capacidad para educar, enseñar y entretener a miles de niños de mi generación, sino por su labor para preservar el cuento tradicional español.

No sé si serán fáciles de encontrar, si se venderán en grandes superficies, si se seguirán reeditando pero, si tenéis hijos, sobrinos o algún contacto con niños que comienzan a leer, os los recomiendo encarecidamente. Que está bien que los niños lean cuentos sobre magos en colegios ingleses, sobre leones y teteras que hablan y cantan, o sobre sirenas o samurais. Pero también es bueno que conozcan historias diferentes, o a personajes como “Juanillo el Oso” o la “Princesa muda” o el “Gallo Kirico” y que perpetúen, como Almodóvar, todo el sabor de nuestras tradiciones.

Como no he encontrado referencia a estos cuentos en Facebook, he creado una nueva página: Yo aprendí a leer con los Cuentos de la Media Lunita. ¿Te apuntas?

 

Para saber más sobre A.R. Almódovar, haz click aquí.

Para conocer el listado de Cuentos de la Media Lunita, haz click aquí.

Para descargar la guía de lectura de Cuentos de la Media Lunita, haz click aquí.

Categorías: Infantil, Recomendaciones

2 comentarios

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cuentos de la Media Lunita de A.R. Almodóvar   Últimamente estoy inmersa en una eterna mudanza. Lenta, lentísima, pero muy emotiva. Lo primero que he empaquetado, han sido mis libros. Ya están colocados en una enorme est……

  • [...] Yo aprendí a leer leyendo los cuentos de A.R. Almodóvar. De hecho, creo recordar que el primer cuento que tuve fue éste: El medio pollito y el medio real. Lo que siempre me ha parecido genial de este autor es su capacidad de unir el cuento de hadas con la más arraigada tradición andaluza. De esta manera, en sus relatos no había piratas, sino bandoleros,  los cerditos eran cochinitos y  las hermanastras de Mariquilla Ríe Perlas (qué magnífico personaje) escupían cacas por la boca. La Bella Durmiente, en sus cuentos, era un Bello Durmiente morisco, había príncipes encantados que se convertían en lagartos y animales maravillosos por sus hazañas, no por los lugares remotos de donde provenían. Si queréis saber más de estos cuentos, podéis leer el siguiente artículo: [Yo aprendí a leer con Los Cuentos de la Media Lunita] [...]

Deja un comentario