“Todo está iluminado” es una novela diferente. Lo supe desde que leí sus primeras líneas; era, sin duda, una novela diferente y extraña. Increíblemente bien escrita -hecho constatado por lo mal escrita que está en alguna de sus partes- cuenta una historia en continuo movimiento y muy viva. “Todo está iluminado”, te hace reír, te confunde, te extraña, te provoca, bebe del morbo… y, a la vez, te emociona, es tierna e íntima, apocalíptica y cruel, denuncia y yugo.

He de reconocer que tuve que empezarla un par de veces para cogerle el hilo al asunto. La novela, ciértamente, es transgresora y su estructura no obedece a un canon clásico. Las intrigas no siempre se resuelven (o, quizás, lo hagan después de una segunda lectura). Muchas veces, Trachimbrod nos recuerda a una Comala encallada en plena Europa del Este, con un pseudorealismo mágico mucho más atroz que el de García Marquez. Otras veces, se oscurece y nos recuerda a un lugar de pesadilla donde sólo lo malo puede ocurrir.

“Todo está iluminado” es una novela diferente. Totalmente aconsejable para mentes abiertas que buscan nuevos retos y una forma de escribir creativa. No estamos ante un libro corriente, para pasar el tiempo… es un libro que marca a todos ellos que saben no buscar la “racionalidad” en una novela. Porque no siempre todo es claro y diáfano, porque no siempre todo es entendible.

Related: [http://www.youtube.com/watch?v=lwXX5osLlwE] – Trailer de la película (en inglés). ¡Léete el libro primero!

Quiero leer: "Todo está iluminado" de Jonathan Safran Foer -