A diferencia de la Serie Chicago Stars que se basaba en el mundo del fútbol americano además de en el romance, en su Serie GolfistasSusan Elizabeth Phillips (a.k.a. SEP) nos sumerge en el mundo de los green, los caddys y los putter, por lo que tras leerla terminas haciéndote una imagen bastante aproximada de lo que significa el mundo del golf.

A diferencia de Chicago Stars, por el momento, la serie sólo la componen tres libros, aunque para finales de año está previsto que salga a la luz una cuarta entrega. En esencia, son bastante parecidos a los anteriormente comentados en cuanto a estructura, temática y estilo. Aún así, el primero de ellos, Una chica a la moda (Fancy Pants)es bastante más largo, teniendo un poco más chicha que el resto. Por algo, para la SEP, es uno de los mejores libros de su carrera. Aunque en el fondo sigue siendo una sencilla historia de amor, se intercalan otros datos históricos, reivindicativos incluso, que otorgan a la obra algo más de madurez y calado que el resto.

Por lo demás, según mi punto de vista, las historias están un poco por debajo de las mostradas en Chicago Stars. Quizás es que a mí no me parezca tan viril el mundo de los golfistas comparado con el de los jugadores de fútbol americano. Quizás sea porque las historias no parecen tan “actuales” como en la otra serie. Sea como sea, aunque los libros siguen enganchando igual, creo que esta serie está un tanto por debajo con respecto a las anterior saga comentada.

Aún así, si termináis la serie de Chicago Stars, y os gusta (supongo que si leéis siete libros será por algo) os recomiendo encarecidamente a que continueis con la serie Golfistas.