Muchas veces siento remordimientos. De verdad que sí. Remordimientos lectores. Hay un montón de libros que tengo que leer; trilogías inconclusas, sagas a medias, segundas partes prometedoras… Y en cambio, ¡aquí me tenéis! Descubriendo nuevas aventuras, metiéndome en nuevos líos librescos, y desdeñando todas aquellas historias que tanto he elogiado… o no.

Hay épocas en las que mi actividad lectora decae. Por suerte o por desgracia, hace tiempo de eso.  Mejor aún, últimamente vivo enfrascada y sumergida en libros, respiro letras, sueño con sus historias… Últimamente, me encantan los libros que leo… Empiezo leyendo uno nuevo, suspirando por lo leído en el anterior. Y así, voy encadenando historias maravillosas, fantásticas, que como siempre quiero compartir con vosotros.

Esta vez, le ha tocado a la Saga Fiebre de Karen Marie Moning, de la que escuché hablar gracias a su buenorro protagonista, Jericho Barrons, que aparece en el Ranking de Chulazos. Posiblemente, entre en mi ranking personal… Como adelanto os diré que es un personaje realmente eléctrico. Pero vayamos por partes.

Podemos decir que la Saga Fiebre pertenece a la romántica paranormal. Es uno de esos libros que destilan erotismo y fantasía a partes iguales. En parte, los argumentos de este tipo de novelas me parecen un poco “rollo”, incluso un poco absurdos. No sé… En la Serie del Gremio de Cazadores, por ejemplo, ¡Hay ángeles y vampiros a granel!  A ver, se entiende que es fantasía, pero llega un momento en que parece que todo vale, y, bueno, reconozco que a veces es difícil hacerse a la idea… pero bueno, todo es cuestión de tener mente abierta, ¿no creéis?

En el caso de esta saga de Karen Marie Moning, popular por su serie sobre Highlanders, nos introduce en un mundo donde conviven faes (hadas) y humanos, además de otros tipos de seres sobrenaturales. Hay faes buenos y faes malos, humanos que luchan contra ellos y humanos que se vuelven adictos a estos seres. También hay una chica (tipo Sookie Stackhouse) con extraños poderes, un tanto alocada, que vuelve loco, sin pretenderlo, a todo el personal masculino. Gracias a Dios, Mac, la chica en cuestión, madura a lo largo de la saga, porque si hubiera sido como en el primer libro durante toda ella, por muy sureña que sea, me hubiera hecho el harakiri lector. Al principio era un poquito exasperante…

Si ella es el yin, Jericho Barrons, un hombre cuanto menos misterioso, varonil, machote, malote y callado, es el yan. Pero seguro que habéis escuchado eso de que los polos opuestos se atraen, ¿verdad? En esta saga, saltan chispas de todo tipo, señoritas, y aunque para mi gusto es un tanto calientra-braguitas, son muy muy excitantes.

La Saga Fiebre, está compuesta por 5 libros maravillosos. Quizás la saga vaya de menos a más, por lo que el primer libro quizás no os llamará mucho la atención, aunque a mi me han gustado todos. No obstante, a partir del segundo estaréis totalmente enganchadas. Cuidado si estáis de exámenes, estos libros son adictivos. Yo, que me paso gran parte de mi tiempo libre leyendo, sé que un libro me ha abducido cuando termino de leer de madrugada y me levanto una hora antes para poder leer algo antes de ir a trabajar. Es un tanto enfermizo, lo sé, pero yo soy así (soy una persona normal eh?!). No suele pasar siempre, pero hay historias que te mantienen en vilo, y hay que sacar tiempo para continuarlas de donde sea. Con esta saga me ha pasado, y me ha encantado. Así que, además de grandes ojeras, tengo una gran sonrisa de satisfacción en la cara.

Como os dije en el caso de la Trilogía Jinete de Bronce, esta saga también es un MUST READ. Me ha encantado. A ver, como toda fantasía o romance paranormal, hay que leer con la mente bien abierta. Lo que en un principio parece simplemente la historia de una chica que ha perdido a su hermana y que busca venganza, se complica con seres sobrenaturales, hadas buenorros que te pueden matar a orgasmos y muchísimos secretos por descubrir. Los últimos libros son maravillosos, porque en ellos abunda, más si cabe, el plano fantástico. Son casi oníricos… incluso hay asuntos bastantes embrollados para mi gusto… pero son geniales. La saga, en principio, termina en el quinto libro… sin embargo, la despedida de la autora no es un adiós absoluto, parece un hasta la próxima por lo que es muy probable que haya secuelas o historias relacionadas próximamente.

Otra saga genial… ¿Os animáis?