A Pérez-Reverte no le gustó la serie “La Reina del Sur”

Kate del Castillo en la serie La Reina del Sur

Kate del Castillo en la serie La Reina del Sur

Ya me extrañaba a mí que Pérez-Reverte, tan polémico, tan dado a comentar, sin pelos en la lengua, todo lo que se le pasa por la mente, en su Twitter, no hubiera dicho nada acerca de la serie producida por Telemundo y que emite, desde hace algunos meses, Antena3. Como he dicho muchas veces, “La Reina del Sur” es un libro que me encantó. Particularmente, siempre he seguido a Pérez-Reverte, pero debo confesar que con la saga del Capitán Alatriste, mi afición por sus libros se vino un poco abajo. “La Reina del Sur” vino a confirmar que, en cuanto al escritor, no todo estaba escrito. Una vez más, recomiendo encarecidamente el libro.

Debo reconocer que sólo tuve la oportunidad de ver el primer capítulo de esta serie. Sinceramente, tenía muchas esperanzas en la serie. Pensaba que, si era la mitad de buena que el libro, conseguiría atraparme sin remedio. También pensé que si era una serie española (error, es americana), Pérez-Reverte habría intervenido en la adaptación del guión o en la elección de personajes. Pero no fue así. Kate del Castillo me ha gustado desde siempre pero la serie tenía un cierto tufillo a telenovela de sobremesa que me echó un poco para atrás. Y no es que yo tenga algo en contra del género, pero creo que un libro como “La Reina del Sur” se merecía algo más. Así la define Pérez-Reverte en sus declaraciones: “Una caspaserie presunta y falsamente española, cutre y llena de errores intolerables, que avergüenza al autor y a los lectores de la novela“. No puedo decir que me haya avergonzado pero sí, no creo que esté a la altura.

El caso es que la serie está producida por Telemundo, conocida cadena de televisión americana, dependiente de la NBC, a la que debemos una buena parte de los culebrones más actuales que pasean por nuestras cajas tontas. Por ejemplo, “Pasión de Gavilanes” fue una de las grandes apuestas de la cadena. Lo curioso del caso es que Pérez-Reverte no critica a Telemundo ya que, según parece, aunque la serie no es ni mucho menos perfecta, es mucho mejor que el refrito que se hizo en España. Definió a la serie emitida en América como un “culebrón americano“, donde todo es “más burdo, elemental y eficaz“. “Allí (América) da igual cómo vaya vestido un guardia civil, la honradez de un policía o la casa de un mafioso ruso en Marbella“, continuó. “El rigor puntual les pilla muy lejos“.

Lo cierto es que, Antena3 ha hecho de una serie más extensa una mini-telenovela de 12 capítulos, según Pérez-Reverte, totalmente sesgada y manipulada. En ese sentido, el autor español dijo que la versión de integra de 63 capítulos emitida por Telemundo es un “culebrón perfecto” y “extraordinariamente eficaz pese a sus muchísimas limitaciones y errores inevitables“. Además, alabó el trabajo de Kate del Castillo y sus compañeros de reparto, y la capacidad de la serie para revitalizar la novela original al otro lado del Atlántico. Sin embargo, se mostró muy molesto con la versión de Antena3 que calificó de “disparate infumable“, argumentando que, de llegar a saber lo que en nuestro país se haría con la serie, “no habría consentido que se visionase en España“.

La versión española ha sido una bazofia como el sombrero de un picador“, afirmó. “Deberían (así lo recomendé sin éxito) haberla emitido íntegra en horario adecuado, sin manipularla. Como con otros culebrones conocidos“. “Eso es un fraude a los telespectadores y a la obra misma. No digo a la novela, sino al culebrón original mismo“, dijo. “Antena 3 dio gato por liebre. Vendió un culebrón de lujo como teleserio de lujo, en vez de presentarlo como era: americano puro y duro“, manifestó. “Una caspaserie presunta y falsamente española, cutre y llena de errores intolerables, que avergüenza al autor y a los lectores de la novela“.

Cuestiones que me llaman la atención. ¿Por qué Pérez-Reverte ha esperado a que la serie hubiera terminado en España para criticarla? Según parece, el autor argumenta que no quería perjudicar a la telenovela. ¿Y es mejor dejar emitirse una serie tan deleznable para él? ¿Quizás, si se hubiera quejado de esta manera después de visionar el primer capítulo, hubiera supuesto la retirada de la serie, lo que conllevaría un perjucio a la productora Telemundo, la que compro los derechos de la novela, la que paga al autor, la que sí (aunque con carencias) ha hecho una buena adaptación? Qué queréis que os diga. Todo esto me huele un poco a chamusquina y a dinero.